Hebraicaymacabi

Entrevista a nuestro DT: Javier Espíndola

– Javier, de nuevo en el club después de unos cuantos años. ¿Cómo fue la vuelta?

Por quinta vez! Me pone muy contento, porque desde la primera vez quedé integrado a la familia de Macabi. He hablado con hijos y he veo hasta nietos de mis amigos de aquella vez…los Kaminietzky, los Aszyn, los Bakschi. Es un placer para mi volver al club y ver cómo ha crecido porque había vuelto con algún hijo mio que juega con otro equipo pero solo había visto el gimnasio.

– ¿Cambió un poco, cierto?

Está mucho mejor, está muy bien el club. Para mi es una suerte que se hayan acordado de mi.

– ¿Te sorprendió un poco?

Me sorprendió mucho. Como allegado, no voy a decir que soy hincha de Macabi pero si soy muy allegado, hablamos todo el año con algún dirigente sobre algún extranjero pero jamás se me ocurrió que hubiera un cambio de entrenador y menos que probaran de nuevo conmigo, que caigan otra vez en el error de traerme a mí. (risas)

¿Cuándo fue la última vez que estuviste acá?

En el 2005, en el metro en el retorno de Macabi después de años de inactividad. La primera vez fue en el 88 y estuve también en el 89.

– Tuviste al actual presidente de jugador.

Si, Gaby (Waiter) y varios dirigentes, ayer me encontré con Gaby Szterman que fue jugador de aquella época. Es más fácil así porque venís al Club y te encontrás con amigos, charlás. Incluso me he sorprendido de ver alguna gente en el club, porque una cosa es el basquet, pero en el Club me he encontrado con gente que ni soñaba que estaba en la Directiva, gente joven, hijos de amigos

¿Estaba más vacío el Club antes?

Si, hay áreas que ha cambiado mucho como la sala de musculación que sorprende. Veo mucho mejores cosas y sobre todo más unión. Veo un solo club, que es algo nuevo para mi.

– Más allá de las instalaciones, ¿qué encontraste en el plantel?

Ya había visto, al trabajar en la radio, algunos partidos y otros que fui a ver por las mías. El plantel lo veo muy bien, unido, es un grupo de muy buena gente y es largo. Además hay juventud con experiencia. Creo que tiene para mejorar en la velocidad de juego, en la parte defensiva.

– Sin hablar del trabajo anterior, ¿pensas que con este plantel se puede estar más arriba de lo que se está hoy?

La situación en la tabla es difícil. Puede haber un milagro de que clasifiquemos en los seis de arriba. Si no pasa eso, jugando abajo el riesgo es que el cruce inicial de play off sea el uno con el dos, o sea teóricamente los mejores equipos del medio. Eso hace que el camino para pensar hacia adelante sea difícil, pero pienso que hay que ir de a poco y soñar.

– Hoy ya hay uno.

Si, y si ganamos los cuatro dependemos de algún fallo que dicen que puede salir con quita de puntos de algún rival y ahí podemos estar en los seis de arriba. Yo creo que eso sería lo mejor, no sólo por el orgullo de meternos en los seis de arriba sino también por el desarrollo que implica jugar con los mejores equipos. Creo que tu equipo se pone mejor cuanta más oposición tenga. Igual este año es muy pareja la liga de los cuatro, del siete al diez va a ser duro. Mi sueño es ir partido, ver si podemos ganar estos cuatro que vienen.

– Te encontraste con la primera liga con tres extranjeros, pero en Macabi no podes tener tres.

Si, porque con Panchi (Barrera) estás ocupando ese tercer lugar. Es que el espíritu de la regla es ese, si traés a Panchi que está jugando en el extranjero y lo traés como tal, es mucho mejor traerlo a él que a un extranjero que tenés que ver si se adapta, si come asado, si le gusta jugar. Por eso creo que es mucho mejor tener ese jugador franquicia que traer alguien de afuera que por más caro que lo pagues nunca sabés si te va a dar el rendimiento.

– ¿La triple contratación que se hizo hace poco, te parece que era el quiebre que necesitaba el plantel de Macabi?

Creo que son tres muy buenos jugadores. Panchi, como te dije, es un muy buen jugador. Lloreda ya fue campeón aquí.

– Digamos que Panchi y Lloreda ya no necesitan mostrar nada.

Pettigrew me gusta, los conozco, jugó en Aguada recién salido de la universidad pero después se desarrolló en Argentina y Francia, yo lo seguí en las dos ligas. Me parece un muy buen jugador, muy útil.

– ¿Otro que podría ser extranjero es Haller?

Bueno, justo hoy me decía que tiene un problema de hernia de disco y se está dosificando para no operarse.

– Pero tiene muy buen rendimiento.

Si, así y toda esa desventaja que te decía ha hecho una liga impresionante.

– ¿Qué pensas que hace falta? ¿Más juego colectivo, más defensa?

En este momento no puedo decirte todo. Quizá hay un poco de indefinición de roles, lógico porque hace muy poco del cambio de extranjeros. Me da la impresión que pasa eso en la parte ofensiva y también en la defensiva. Creo que hay que acoplarse a las dificultades defensivas que tienen algunos con las capacidades defensivas que tienen otros; la búsqueda esa, me da la impresión, que es lo que nos va a dar un mejor Macabi sobre todo en lo defensivo.

– En los últimos dos partidos nos hicieron cien puntos.

Si, eso tiene que ver no sólo con la defensa sino también con los manejos de los tiempos de ataque. Creo que si vos te tiras fuera de oportunidad te corren más, te hacen goles más fáciles también en tu ofensiva. Es decir, la defensiva es una parte pero la ofensiva también genera menos goleo en contra a veces cuando están bien tomados los tiros, cuando están bien definidos los roles y las posiciones en la cancha.

-¿Quién pensás que debería ser el abanderado del ataque en Macabi? ¿O es colectivo?

Para mi, en el basquet de hoy hay una concepción de generar una ventaja temprano que ahí que creo que hay otro déficit, Macabi demora dentro de la posesión muchos segundos en empezar a generar ventaja, entonces termina muy apretado contra el reloj. Por esto creo que hay que generar ventajas temprano para empezar a buscar segundas ventajas y no aguantar la ventaja con pique, no dejar la pelota tan quieta. Ahí va la búsqueda para ver quien termina definiendo, creo que en campo abierto es Pettigrew, Panchi conduciendo situaciones de pick and roll con Lloreda, Lloreda en el poste bajo, Haller aprovechándose de las salidas de pelota en el poste bajo, Semiglia en el pick o saliendo de indirecta. Además hay gurises y no tan gurises, el Gusanito (Álvarez) que tiene que mejorar el nivel, Facundo Terra, Octavio (Medina), el propio Pierino (Rüsch) que no tengo claro porque no ha tenido tanta participación, hay donde hurgar y donde mejorar. Ahora va a haber un parate que nos va a permitir trabajar un tiempo con el equipo. Yo creo que va a ir por ahí.

– Tener al Panchi es un plus, sabe qué hacer con la pelota. Tiene la opción de Haller, de Lloreda, Semiglia o mismo Pettigrew. ¿Cuán importante es que esté bien, cómodo en el plantel?

Es lo más importante. Creo que es el generador de juego, el jugador emblemático de aquí. Lo voy a designar capitán, me dijo que le da lo mismo, pero yo le pedí que lo sea porque es el capitán natural frente al arbitraje, a los compañeros. Me da la impresión que en el juego actual que no tenés tiempo de estar pactando qué hacer y qué no hacia dentro de la cancha, cuando los entrenadores tenemos un base como éste es muy importante la sintonía con ese base conductor que con Panchi la tenés resuelta. Pienso que es un aliado imprescindible.

– ¿Cómo ves a Pettigrew en el Club?

Estuve hablando y él siente que toca poco juego. Pienso que tiene que ver con eso que te decía del tiempo tardío de generar ventajas.

– Es un jugador que no se esconde, que quiere la pelota.

Bueno, un jugador tres queda del lado opuesto, normalmente las opciones son para el dos y después hay algún pique entre el base o dos y pivot.Entonces el tres depende mucho de las reversiones de pelota, que se busque el lado de él, de que cambie la pelota. Pero si vos entrás tarde a las ofensivas queda como último recurso, que creo que es lo que está pasando. Yo le estuve diciendo que con el devenir del equipo va a mejorar eso.

– ¿Quedó conforme con la charla?

Bueno, a mi me va a decir que si. Si querés hacele una nota y preguntale. (risas)

– ¿A Jaime cómo lo ves?

Jaime está muy bien físicamente, mucho más flaco. Yo no lo había tenido nunca, es impresionante la capacidad en el uno por uno interior, me asombra la velocidad en el corto que tiene, en tres pasos que tiene. Me da la impresión que va a ser necesario buscarlo antes y tratar de que reciba pero no cuando tenga tres alrededor. Ahí va a disfrutar mucho más cuando mejore el juego colectivo.

– Es difícil marcar un jugador como Lloreda, hay pocos acá que lo puedan marcar, ponele Hatila (Passos).

Ofensivamente lo he visto dominar a todos acá, no creo que tenga problemas con ninguno de los que hay acá. Habrá que buscarle el lugar y el resto se tendrá que acostumbrar a ver en qué situaciones queda más propicio. Creo que por ahí está sufriendo un poco todavía con eso.

– Pero el pick and roll con el Panchi…

Si, de ahí sacan cosas.

– ¿Qué podemos esperar de aquí en más de Macabi después del parate?

Tratar de mejorar los aspectos anteriores de juego, ir partido a partido ver si podemos ganar estos cuatro. Nosotros tenemos una chance de quedar arriba, vamos a pelear por eso. Si quedamos arriba cambia totalmente el panorama. Si no quedamos, no nos da porque dependemos de terceras cosas, tendremos que aparecer con ese trabajo para pelear el mejor cruce posible y mejorar mucho el equipo.

– Más allá de lo táctico, ¿esto de que hay que ganarle a los cuatro rivales, se habla?

Todos sabemos que no hay mañana para entrar en los seis si perdemos con uno de estos. Es una presión que se toma positiva. Con todas las dificultades que se han vivido tenemos chance de estar en la parte alta.

– Muchas gracias y bienvenido nuevamente.

Gracias a ustedes.

Comentarios
error: