Hebraicaymacabi

Entrevista a Rodrigo De Armas

¿Hace cuánto que estás en el Club?

Esta es la tercera temporada en Macabi, empecé en enero de 2015.

Contanos sobre tu formación profesional y cómo llegaste al club.

Llego a través de Gustavo Rivas, que fue quien me recomendó para ir al Club. Soy Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Tengo formación en Coaching y en Eneagrama, además de ser Analista en Lenguaje y Comunicación no verbal. Esto es tremenda herramienta para leer emociones en los jugadores y poder gestionar cosas que le pasen en determinados momentos.  

¿Que categorías dirigís?

Estoy dirigiendo la Escuelita -es el primer año que tenemos escuelita en Macabi-, los Premini, los Cadetes y los Juveniles. Para muchos puede ser un poco rara la separación de las categorías pero se debe a que las categorías más importantes para mi son las más chicas que es donde empieza todo el proceso para dar el salto y empezar a competir en premini. Las dos más grandes, que aún queda algo del proceso de Gustavo Babic, que en el 2015 es cuando se da el gran cambio que fue despedirse de la incorporación de jugadores más grandes sobre todo del interior y comenzar un proceso de formación de las más chicas con algunos objetivos como crecer en cantidad porque a veces no llegábamos a la cantidad para jugar los domingos. A veces llegaba un niño de 6 años y se lo ponía a jugar en premini por esto de no tener chicos. Entonces un chico que recién llegaba al club y apenas estaba haciendo sus primeras armas en el basquetbol ya saltaba a la cancha a jugar en los premini; y estamos hablando de jugar en la Serie 1 que a su vez dependìa de las tres categorías màs grandes que tenía chicos traídos del interior que eran muy buenos, en su mayoría integrantes de la selección nacional de formativas, entonces se jugaba a primer nivel y los chiquitos jugaban en esa serie de primer nivel a pesar de que habían empezado a entrenar hacia poquito tiempo. Al día de hoy esa antagonía entre las tres categorías más grandes y las más chicas se logró nivelar e incluso pasaron a ser de mejor nivel las tres más chicas: los preinfantiles jugando los Playoff en serie 1, saliendo campeones en Córdoba; los premini y mini haciéndolo de muy buena manera y las tres más grandes, al dejar de traer jugadores, ha decrecido en cantidad y en calidad pero que ya a partir del año que viene vamos a empezar a ver los resultados de este proceso que venimos haciendo que es el de tener jugadores en las todas las categorías de las Formativas que sean formados en el club desde la propia escuela de Macabi.

Hablando de algo más global:

¿Cómo viste las obras que se realizaron en el Club?

Nos puso muy contentos el poder contar con mucho más tiempo de cancha porque se pudo impermeabilizar. Que no haya más goteras y el cambio de ventanales en el Gimnasio 1 y 2 hace que podamos respetar el plan de entrenamiento del día. Ni que hablar de las obras que se han hecho en las instalaciones, a nivel de vestuario e incluso de la entrada que le cambia la cara al Club y supongo que va a atraer màs masa social en un corto plazo.

¿Qué crees que falta a nivel de instalaciones y de logística?

Respecto a la masa social creo que estamos bien, a la par de cualquier club de élite del país. Las instalaciones propiamente de basquetball creo que podríamos mejorar en cuanto a la sala de materiales; tener un poco más de orden nos vendría bien. La logística va muy bien, el Club está en pleno crecimiento, creo que esta muy lejos de su techo, probablemente haya que poner una fichita más en el área de logística ya sea con capital humano o de otra manera a medida que se vaya creciendo.

¿Y a nivel organizativo qué te gustaría que se implementara?

En cuanto al Basquet, que es el área que me compete, creo que ha habido una gran mejora en cuanto al acercamiento de partes, hay organización entre la directiva del club y la comisión de básquet. Este acercamiento ilusiona y lo que me gustaría es que este vínculo se estrechara más aún, ayudaría muchísimo a la mejora del básquet que la directiva y el club tengan objetivos en común, colaboraría a que siga mejorando el básquet tanto en Formativas como en Primera División.

Supongamos que hubiera una cuota de “Socio Basket” (con sus beneficios, etc.) destinada a las Formativas, ¿cómo la usarías?

Creo que el primer objetivo sería buscar la manera de que las Formativas del club se autofinancien; que no dependa del Club, de una persona o de una comisión. Que las Formativas estén en cancha y tengan rodaje. Hablamos de poder cubrir gastos federativos, de árbitros, de materiales, de indumentaria, etc. De esa manera todo tendría un rodaje más fluido y sería ganancia para el club que actualmente está en una etapa de pleno crecimiento; hay que buscar la manera de llegar a eso y sostenerlo.

¿Se va a los colegios, escuelas y/o liceos de la zona  a buscar o invitar chicos?

Está dentro del plan y proyecto para este año aunque no se está yendo todavía. Nelson (Da Roza) por la cercanía al Club y teniendo a su hijo en las propias formativas, tiene más acceso a los colegios de la zona. Entonces él se propuso como encargado de hacer esa tarea en los colegios. El viaje a Córdoba retrasó un poco el reclutamiento de chicos en los colegios pero ya estamos retomando esto.

En el plano de dirección técnica.

Tus objetivos generales ¿cuáles son? ¿Y los específicos? (relacionados a las formativas)

Mi objetivo más general, como DT, es formar a los chicos a través del basquet; enseñarles todo lo que pueda del básquet propiamente dicho y tratar de generarles ese fuego interior para proyectarse como jugadores profesionales. En caso de que no tengan ese fuego adentro, tratar de transmitir los valores por el equipo; hablamos de solidaridad, de sacrificio, de entrega y de poner el equipo por delante de cualquier interés individual. De esa manera, aunque no tengan ese deseo de llegar a ser profesionales en este deporte creo que igual se van a esforzar al 100 % para dejar todo lo que tienen que dejar tanto en los partidos como en los entrenamientos para que el equipo pueda crecer y llegar lo más alto que pueda.

Tenemos, como objetivo específico, que en cada categoría haya por lo menos dos jugadores con proyección a futuro, con posibilidad de insertarse en un equipo profesional de Liga Uruguaya, y ojalá que sea en Macabi.

¿Está dentro de tus objetivos personales ser DT de primera división?

Si, dentro de mis objetivos personales está el ser entrenador de Primera División. Ya he tenido la posibilidad de estar en algunos equipos, no de primer nivel en cuanto a lo que es la LUB, pero equipos de primera división al fin, las cuales fueron muy lindas experiencias y muy enriquecedoras. En algún momento quiero vivir la experiencia de ser entrenador profesional ya sea en LUB u otras ligas.

Quizás sea una pregunta complicada, pero ¿notás que los chicos juegan y se preparan para jugar en primera división o de momento es algo solamente lúdico y de compartir con amigos?

Tanto el cuerpo técnico como el club y la directiva de basquet apuntamos a que la mayoría de los chicos, sino todos que es el ideal, quieran llegar  a ser jugador de básquet porque esto mejora mucho la calidad de entrenamiento y de la formación de los chicos.

Siendo chicos o teniendo poca experiencia, ¿cómo trabajas vos con el cuerpo técnico la frustración cuando se pierden los partidos? Da la sensación que ante una reacción del rival a los jugadores, conciente o inconcientemente, el partido “se les va de las manos”.

La frustración es algo que se origina cuando sos conciente que podés rendir un 10 y al llegar el partido rendis 6, decis ¿que me pasó que bajó mi rendimiento?. Puede ser por algo físico, porque no es exclusivamente mental. Pero creo que nuestro caso no es que mentalmente quiero hacer algo y físicamente mi cuerpo no me lo permite. Yo creo que mi cuerpo está en óptimas condiciones pero mi mente está dudando de nuestras capacidades o con temor a equivocarme, o pensando qué pasa si lo intento. Son pensamientos que nos llevan a jugar de una manera que no es la habitual o que no es el techo de mis posibilidades. Es ahí que aparece la frustración porque yo sé que podría haber jugado mejor de lo que jugué. Puede aparecer la frustración a posteriori cuando hay reacciones que si hay un rival que no está jugando basquetball y yo si quiero jugar y entro en ese roce del rival fuera del basquetball me frustro porque no me mantuve en foco haciendo lo que tengo que hacer que es jugar basquetball; esto puede pasar con un rival con un árbitro o con el DT del otro equipo. Con el cuerpo técnico debemos identificar rápidamente cual es el problema con ese jugador y hacerle notar que está en un camino constante de mejorar y de superar el tener miedo de equivocarse, de la crítica o la habilitación de los de afuera. Hay que ayudar al jugador a gestionar esto, una forma clara para hacerlo es entrenar. Cuanto más entreno más confianza gano y más sólido mentalmente estoy. Ese es un problema que tenemos al día de hoy en Macabi sobre todo en las categorías más grandes: las inasistencias a los entrenamientos. No está en la mayoría de los jugadores ese fuego interior de entrenar todos los días, de querer mejorar la técnica, de quedarse después de hora. Como cuerpo técnico tenemos que promover que ese fuego esté en la mayoría.

Leo Zylbersztein siempre dice que no negocia el compromiso. Como DT, ¿qué no negocias?.

Estoy totalmente de acuerdo con Leo, que no se negocia el compromiso. Además yo no negocio que los jugadores no salgan de la zona de confort. Sobre todo en formativas no negocio que los jugadores no intenten cosas nuevas; necesitamos que los chicos prueben cosas distintas, que sumen herramientas nuevas a su juego a lo largo de la temporada.

Un técnico de formativas ¿debe enseñar a ganar?

Si, un técnico de Formativas debe enseñar a ganar en la misma medida que debe enseñar a perder. No somos tan malos cuando perdemos y debemos hacer foco en mejorar y solucionar lo que nos pasó. Cuando ganamos tampoco somos los campeones del mundo, debemos ganar respetando al rival y entendiendo porqué ganamos tanto como qué nos faltó para ganar con más holgura para poder seguir mejorando aún en la victoria.

Torneo Esquerra (Córdoba, Argentina)

Desde que estás como DT en Macabi, ¿hubo alguna otra experiencia en cuanto a competencias internacionales en formativas?

El año pasado fuimos con los premini a las Macabeadas, en El Tigre y con los preinfantiles a un Torneo de Pre Infantiles en Rafaela. Este año fuimos al Torneo Esquerra en Córdoba con pre infantiles, cadetes y juveniles.

¿Cómo es que llegan las formativas de Macabi a participar del Torneo?.

Evaluamos las distintas posibilidades que teníamos, podíamos ir a Rafaela a un torneo de cadetes y de preinfantiles y a Mar del plata. Nos sedujo más el Torneo de Córdoba porque permitía ir a las cuatro categorías de forma simultánea  que implicaba un solo ómnibus para todos los jugadores y colaboraba con la integración de más categorías.

¿Con cuánto tiempo de anticipación es que prepararon el viaje?

Desde marzo los chicos estaban al tanto de que viajaban y que debían cuidar la asistencia y las notas en el liceo por si les coincide con un escrito o prueba.

¿Este Torneo sirvió para motivar a los chicos en las prácticas? ¿de qué manera?

Sirvió muchísimo, en lo social en el conocimiento como grupo. A nosotros nos mostró que los chicos del club tienen un espíritu sano, de mucha integración y amistad que hace que los chicos nuevos se sienta a gusto y quieran seguir en el club. Nos pasa con Giuliana (preinfantil) y Dafne (premini) que se les ha ofrecido ir a jugar a otros clubes que tienen femenino e igual se quieren quedar en Macabi porque se sienten cómodas y la verdad es que estas cosas nos llenan de satisfacción y de orgullo.

¿Conocían los cuadros con los que iban a competir? ¿Hubo scouting?

No los conocíamos y tampoco hubo scouting previo, sí en el momento a medida que íbamos viendo jugar a los rivales, su mano hábil, las situaciones que más tienden a jugar y tratando de solucionar todos esos problemas con la mayor anticipación posible.

¿Cuáles eran los objetivos que te propusiste como DT?

Teniendo en cuenta que era un torneo que no conocíamos a los rivales, el objetivo general fue llegar lo más lejos posible y desde lo social que el intercambio entre los chicos fuera lo más enriquecedor posible.

¿Que manifestaban los chicos además de -imagino- cierta ilusión a nivel deportivo?

Además de tener la ilusión deportiva, que los chicos pudieran estar tres días en un lugar al que querían ir por voluntad propia fue una oportunidad en la que estaban sólo para lo deportivo, lejos de sus familias, lejos de su entorno cotidiano y les permitió valorar la independencia y la libertad.

Este tipo de torneos muchas veces sirve para unificar al grupo ¿se notó un cambio en ese aspecto?

Fue tremendo el cambio en la integración. Salimos de Montevideo siendo un grupo de jugadores que se llevaban muy bien y volvimos siendo un grupo de amigos. Algo a destacar es que no hubo un sólo problema de convivencia ni de relacionamiento; los chicos se han portados como unos genios, hubo una integración de todos, desde los preinfantiles a los juveniles. Eso fue increíble.

Las copas, ¿las veías venir?

Las copas eran pura ilusión, estabamos tremendamente ilusionados con traer alguna copa del campeonato y por suerte lo pudimos lograr.

¿Creés que es necesario participar en estas instancias todos los años?

Por supuesto que es importante participar todos los años porque suma muchísimo en varios planos como ya lo comenté.

¿Notaste en cancha mucha diferencia de nivel o de fundamentos entre los equipos argentinos y Macabi?

La mayor diferencia en cancha fue a nivel de intensidad, nuestro objetivo como equipo creo que lo pudimos sostener por 20 o 30 minutos y ellos pudieron sostener el suyo durante los 40 minutos. Esto muestra que esta debilidad es algo a atacar y a mejorar. A nivel de fundamentos pienso que estamos muy bien.

Explicanos cómo se maneja el triple en formativas para que no se vuelva una “obsesión” para los chicos y se las tiren todas.

Para nosotros el tiro de triple en Formativas no es un inconveniente en cuanto a la técnica de tiro. Consideramos que si el jugador utiliza la fuerza de sus piernas y de sus caderas de forma correcta en un buen timing a la hora de empujar la pelota con el brazo no deforma su técnica. Puede generar algún cambio adaptable pero no va a ser un problema en un futuro. Si puede llegar a ser un problema en lo referido a la toma de decisiones si el chico se obsesiona con el tiro de tres, que el jugador deje de leer otras cosas como una brecha para penetrar y atacar el aro y que dejen de mejorar por esas decisiones pero no es un problema en cuanto a la técnica de tiro.

Tenemos a un ruso y a “el ruso” en las formativas, contanos cómo llegó Vlad a Macabi, como es como jugador y si sabés si hay expectativas de que se quede en Uruguay.

Es gracioso porque tengamos al “ruso nuestro de cada día” que es Martín Fazio y llegó un ruso, literalmente, Vlad. Fue Nelson el que lo vió, se animó a hablar con los padres  convencerlos de que Macabi era un buen lugar para recibir a Vlad y que también era buena idea que viajara con nosotros a Córdoba aunque sólo había estado tres días con nosotros practicando. Por suerte fue una experiencia preciosa, se integró rápido; tiene un buen tiro de tres, una técnica muy depurada y coordinada. Creo que es un jugador con mucha proyección a futuro. Ya está fichado con nosotros y hay posibilidades de que venga a vivir a Uruguay el año que viene y que juegue con nosotros en la temporada 2018.

Cómo se vive como DT de formativas (por más que no te tocó dirigirlos) ver que en los 3 últimos títulos hubo una base fundamental de jóvenes de las formativas de Macabi?

Todo lo que suceda en el plantel principal los entrenadores de formativas lo vivimos de cerca. Cuando ves ganar al primer equipo del club en el que trabajas genera una gran alegría. Cuando el DT de primera, formado en la cantera de Macabi como es Leo, gana un bicampeonato de Liga Uruguaya habla muy bien de la formación que hay en Macabi sobre todo a nivel de entrenadores y toda la ilusión que le genera a los chicos de venir a jugar a Macabi.

¿Se quedan algunos chicos a ver el entrenamiento del plantel de primera?

Algunos chicos se quedan a verlos entrenar cuando entrenan acá para poder aprender cosas nuevas cada vez que tienen la oportunidad.

Para ellos imagino debe ser única la chance de poder estar en el mismo lugar que Leandro, Hicks, Izaguirre, etc. ¿Notas que valoran eso?

Para los jugadores de formativas, verlos es de mucho valor. Estaría bueno tener alguna instancia en la que se invite a algún jugador del plantel principal para que entrene con ellos como cuando vino Parodi. Los chicos estuvieron semanas hablando de eso y de las cosas que les había enseñado.

Tenés la chance de invitar a que se acerquen al Club a entrenar, ¿cómo sería tu invitación para ellos y por qué les dirías que vengan a Macabi?

Mi invitación para los chicos que quieran venir a integrarse a las formativas de Macabi es decirles que Hebraica Macabi, en cuanto a su directiva, su comisión de básquet y su cuerpo técnico, persigue la formación de jugadores de básquet y la formación de buenas personas a través del básquet; que cuenta con la infraestructura para poder hacerlo desde el nivel docente, desde todo el personal del club así como desde la infraestructura. Todos los chicos, no sólo de la colectividad sino todos en general, que quieran venir a aprender del basquetbol, que quieran proyectarse como jugadores tienen las puertas abiertas de nuestro club.

Comentarios
error: