Hebraicaymacabi

Un ganador, un goleador, un combatiente, un calentón, un personaje… ¡un grande!

Diario "El Pueblo"

A partir de hoy y durante todos los fines de semana, EL PUEBLO comenzará con un ciclo de entrevistas y notas, sobre deportistas que han hecho historia tanto a nivel local como nacional e internacional.

Decidimos comenzar recordando a un jugador de basquetbol que sin dudas marco una época en el basquetbol local y nacional… un ganador, un goleador, un combatiente, un calentón, un personaje… ¡un grande! Y por si quedaba alguna duda, un gran conocedor de las cuestiones del básquetbol. Así es, comenzaremos recordando a uno de los mejores jugadores que tuvo el Uruguay, en esta nota recordaremos al gran Omar “Chumbo” Arrestia.

Omar Arrestia nació el 12 de marzo de 1947, en nuestra ciudad, Salto. A los 13 años comenzó a jugar al basquetbol en elinmortal_arrestiaclub Ferro Carril, debido a su gran destreza en este deporte comenzó a transcender su nombre y de esta manera llego a oídos de José Pedro Damiani, quien fue presidente del Sporting Club Uruguay y quien lo llevaría a la capital del país a los 18 años de edad, para forjar su carrera profesional.
A los 19 años debuto en Sporting y formo parte de la mejor historia de este club en el año 1966, obteniendo grandes triunfos y hasta logrando vencer al Real Madrid en Europa. Este año también fue designado por Bernardo Larre Borges para ser parte de la Selección Uruguaya, debuto en el Sudamericano de Mendoza en diciembre del 66 donde Uruguay obtuvo la cuarta posición.

Entre marzo y abril del año 1968 participó en numerosos partidos de entrenamiento para el Sudamericano que se jugó en Asunción, en el cual Uruguay obtuvo el vicecampeonato. El “Chumbo” Arrestia fue elegido el mejor jugador del torneo.

En el año 68 y con 21 años de edad, hubo un gran cambio en la vida deportiva de Omar Arrestia. Después del sudamericano en Paraguay, su fama comenzó a trascender fronteras, siendo en junio invitado por Jim McGregor entrenador del equipo estadounidense de Gulf Oil para participar en una gira por America y Europa.
Disputó 38 partidos en 56 días, en Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Dinamarca, Suecia, Yugoeslavia, Italia y Grecia. Regresó con una valiosa experiencia que le significó salir de los tableros en donde en lo local era dominador absoluto, para desempeñarse en otros sectores del rectángulo, dándole un toque de jerarquía a su juego.

En marzo de 1969, se consagro Campeón Sudamericano con Uruguay y fue el goleador y mejor jugador de campeonato.
En mayo del 70 comienza a formar parte del equipo de Hebraica y Macabi, que en ese momento se encontraba en tercera de ascenso.
Su participación le permitió el pasaje a segunda para luego en la temporada del 72 conseguir el tal anhelado ascenso a primera división en memorable final con Urunday Universitario en cancha de Goes.

Se coronó por primera vez Campeón Federal en el año 1975 y repitió en 1977.

Ya siendo un jugador reconocido, en el año 1978 concretó su gran sueño… vestir la camiseta de sus amores, la de Peñarol. Su presencia goleadora, su condición de gran pívot, su coraje y su calidad lo llevaron a ser el capitán del equipo y a obtener los Federales en 1978 y 1979.

Después de esto, jugó una temporada mas con Hebraica y Macabi, para retornar a nuestra ciudad Salto, en el año 1981, a los 35 años se vistió por ultima vez como jugador para dedicarse a la docencia, entrenando a “futuros campeones” como le gustaba decir, dentro de sus dirigidos esta Nicolás Mazzarino, quien hoy es el capitán del Cantú de Italia, su sobrino Omar Galeano Arrestia, Emiliano Bastón jugador de Hebraica y Macabi.

A su regreso a nuestro departamento y tras su retiro como jugador, llego a dirigir a varios de los equipos locales como, Ferro Carril, equipo en el cual se inicio como jugador, Universitario, Circulo Sportivo.

En 1994 recibe el llamado de Damiani, quien le propone dirigir a Peñarol, lo hizo y logro mantenerlo al aurinegro en primera división y en el 2004 vuelve a Salto para dirigir a Salto Basquetbol Club en e Torneo Regional, el cual también lo gano.
A los 61 años de edad, el 15 de marzo de 2009, Omar “El Chumbo” Arrestia fallece después de luchar por bastante tiempo contra una grave enfermedad.

Sin dudas que un personaje dentro y fuera de la cancha. Su personalidad y su alegría lo destacaban ante todos los demás. Calentón, temperamental dentro de la cancha. Un grande, un ídolo, un ejemplo como jugador. Hoy en día, todos lo recordamos, él esta grabado en la memoria de todos los que amamos el basquetbol, en cada equipo en el que jugo, en cada doble, en cada victoria, en cada ofensiva, en cada recuerdo. OMAR “CHUMBO” ARRESTIA, EL IDOLO DE MUCHOS.

Su hijo, periodistas, árbitros, jugadores, recuerdan al gran “Chumbo”

OMAR ARRESTIA (Hijo): “Puedo estar mas de diez horas contándote anécdotas y describiéndotelo, pero voy a tratar de resumirlo un poco, yo siempre lo recuerdo a mi papá como una persona seria, inteligente, el siempre trato por sobre todas las cosas de enseñarme y guiarme por el buen camino.”

JUAN DOMINGUEZ (Arbitro): “Sin dudas que fue un grande del basquetbol, no tuve el privilegio de ser dirigido por él, pero si he enfrentado a equipos que dirigía el “Chumbo” le tengo un gran respeto. Recuerdo en un clásico en cancha de Universitario, yo estaba jugando con un esguince y rengueaba dentro de la cancha y en cuestión de pocos minutos hice dos triples y él les decía a sus jugadores “este hombre esta rengo, esta rengo” y pateó el bidón de agua, sin dudas que fue un gran jugador.”

DANIEL SILVEIRA (Periodista): “El querido “Chumbo” Arrestia, sin dudas que uno de los mejores jugadores que ha dado el basquetbol uruguayo en los últimos tiempos, no tiene comparación con nadie, Oscar Moglia, Horacio “Tato” López y el “Chumbo” fueron los tres grandes, después de ellos, no he visto tan buenos jugadores.”

SEBASTIAN GONZALEZ (Jugador): “Yo en realidad no tuve mucho trato con él, y el que tuve siempre fue con mucho respeto, no tuve la oportunidad de verlo jugar, pero tengo referencias de mi padre, de la gente de Hebraica de lo que fue como jugador, uno de los jugadores que hizo diferencia en Uruguay.”

Comentarios
error: